REGRESAR

 

GANADERIA LA LAGUNA

 

Llamada originalmente Hacienda San José de la Laguna; data como ganadería de 1908, habiéndose toreado sus primeros ejemplares en México, en 1913.

 

Actualmente ofrece múltiples servicios, entre ellos la Ruta taurina, que es una forma de conocer y acercarse un poco a la fiesta brava y su vida “tras bambalinas”. En este casco remodelado respetando su arquitectura colonial mexicana, se pueden realizar fiestas y reuniones familiares, o bodas, en su bella y sencilla capilla; llevar a cabo desde reuniones de negocios hasta cabalgatas. 

 En su ruedo se llevan a cabo emocionantes tientas de vaquillas, se degusta la mejor gastronomía típica y se convive con sus propietarios, y excelentes anfitriones, Jorge y Javier Rojas Cardoso

 

HACIENDA TENEXAC

 

Ex hacienda pulquera de gran tradición, que guarda entre sus muros objetos invaluables que nos cuentan acerca de la tradición hacendaria, como sus libros de cuenta de raya, su mapa original y los utensilios de la tienda 

Paz Virginia Yano Bretón te recibe y te guía a través de los años en que su familia se hizo de la hacienda, te muestra la guarida para esconder de los revolucionarios a las  mujeres; te habla de su antiguo mobiliario y sientes su cariño hacia la que es su casa, y en ella te hace sentir al darte un recorrido por cómo era la hacienda, sus costumbres y sus alrededores; en una corta plática podrás entender lo que es una tienta de vaquillas, el qué, cómo y para qué de esta evaluación.


HACIENDA SOLTEPEC

 

 

Esta hacienda de arquitectura poco común está en el camino que va de Huamantla a San Juan Ixtenco. Fundada en 1712, dedicada a la producción pulquera y otras actividades agrícolas, hoy es el Hotel "La Escondida", nombre tomado de la película filmada en su casco, protagonizada por María Félix y Pedro Armendáriz.

 

Por supuesto, sus cuartos remodelados, su excelente gastronomía, su Spa, gimnasio, alberca, canchas de tenis y squash y otros servicios, son de primera, aunque su principal atractivo es el jardín lleno de flores que la abuela de Javier Zamora, su administrador, cultivó con un amor explícito a la naturaleza. Es como un lazo que une su antigua historia con sus comodidades actuales.



Hacienda Santa Bárbara

 

De factura cercana al siglo XVII, este casco de hacienda se encuentra hoy abandonado, aunque ya está el proyecto para convertirla en un hotel de tipo ecológico, que nos acercará a la naturaleza y a la producción rural del pulque (o lo que queda de ella). Esa es una de sus grandes atracciones; su cercanía a lo que fue el campo años atrás, a su gente –que no ha cambiado- y a sus costumbres -que se han ido perdiendo-, además de tener una arquitectura de belleza indiscutible.

 

Su iglesia y su campanario, los cuartos, caballerizas, el temascal de piedra y su troje, semi derruida, nos llevan por estar intacta, a imaginar su grandeza original, resaltada en medio del campo. 

 

Hacienda Tecoac

 

Data de hace dos siglos y junto a su casco original se encuentra su capilla, de tipo clásico, en cuyas paredes aún se encuentran muestras de gran valor del arte sacro pictórico aunque ha sufrido, anterior a sus actuales propietarios, de saqueo y deterioro en sus maderas preciosas.

 

Tecoac tiene otra oferta para visitar, una granja con una atractiva variedad de animales propios del campo, entre los que por aquí saltan los conejos; por allá se levantan grandes reses; más allá se oye el balar de los borregos y no faltan graznidos de patos. Una singular aventura para vivirla en familia, además de admirar la arquería original que conserva; es un lugar para eventos en el que Pepe y Lulú Espino, sus propietarios, te reciben siempre con agrado.



Hacienda San Miguel Tepalca


Su nombre se deriva del náhuatl Temascaltepec, que significa Cerro de Tepalcates; es una de las más interesantes construcciones hacendarias, por ser de las muy pocas levantadas en dos niveles y data de 1592, siendo entonces parte de la hacienda La Blanca.

Está considerada como una de las mejor conservadas, sobre todo en lo que es la “casa grande” y su mobiliario, que data de hace más de 100 años, es todo un tour a través de los años.

Tiene gran tradición ganadera y de actividad agrícola; aunque no cuenta con infraestructura para el turismo, puede ser visitada en el Km. 10 de la carretera Ixtlacuixtla-Españita, muy cerca de Tlaxcala.

Junto con estas haciendas, la tradición de la aristocracia pulquera -como llamó el maestro José Vasconcelos a estos “señoríos” de la Tlaxcala añeja-, y después la noble crianza de los toros bravos, fue seguida por otros muchos fierros como Rancho Seco, García Méndez, San José Atlanga, Santa Águeda, Piedras Negras, San Bartolomé del Monte, San Buenaventura, Xochuca y san Pedro Baquedano, entre otras, que en sus nombren destacan la importancia del clero en su rutina virreinal y a las que vale la pena visitar.

 

 RANCHO  SAN BARTOLOME DEL MONTE

 

Desde cualquier rumbo que nos conduzca al rancho San Bartolomé del Monte, los magueyes dominan el panorama, como filas de un ejército que resguarda uno de los últimos bastiones de la bebida sagrada de nuestros antepasados prehispánicos: el pulque.

Entre los múltiples dueños que ha tenido la hacienda sobresalen personalidades como el coronel Montaño, quien durante la Guerra de Independencia se sumó a las filas insurgentes hasta caer abatido, en 1811, en el paraje Tortolitas, cercano a Calpulalpan.


El desmedido derroche de recursos provocó a la larga problemas financieros a don Manuel, quien tuvo que vender la hacienda, a principios de siglo, a don Ignacio Torres Adalid. Las 12 500 ha de San Bartolomé del Monte tenían, en aquella época, un valor catastral de 280 mil pesos.

Torres Adalid era entonces uno de los capitalistas más poderosos del país, dueño también de la hacienda San Antonio Ometusco, al norte de Calpulalpan. Con la adquisición de San Bartolomé del Monte, prácticamente se convirtió en la figura fundamental de la región. Modernizó la maquinaria de producción y construyó el ferrocarril Decauville impulsado por una locomotora de vapor.

Tal bonanza se vio interrumpida en 1910, cuando los revolucionarios iniciaron la ocupación de las haciendas, el cobro de impuestos de guerra y la ejecución de los hacendados vinculados al régimen de Porfirio Díaz. Torres Adalid se refugió en Cuba, donde permaneció hasta su muerte en 1915.
 

Hacienda Pulquera Ixtafiayuca

Saliendo de la Ciudad de Tlaxcala tomar la carretera federal 117, donde aproximadamente a 15 km. existe la desviación hacia Calpulalpan por la carretera federal 136. Por esta dirección encontrará los señalamientos para Nanacamilpa, antes de llegar a la población encontrará la Ex Hacienda Pulquera de Ixtafiayuca.

DESCRIPCIÓN:

Se dedicaba a la producción de pulque y la agricultura, aún conserva la calpaneria, los macheros, establos, el tinacal y la capilla, es una de las construcciones más importantes en su tipo del siglo XIX.

UBICACIÓN: Km. 2 por brecha, carretera Nanacamilpa-Domingo Arenas, Tlaxcala


El Peñón del Rosario

 

 

De mayor interés para el excursionista aficionado al montañismo, campismo y caminata es la majestuosa Peña del Rosario y la sierra de Acopinalco

, ubicados en el municipio de Tlaxco rumbo a Hidalgo, a sólo 45 minutos de la Ciudad Capital.


Ranchos Cinegéticos Cruz Verde y San José de las Delicias en Tlaxco

 

 

Dentro de los límites territoriales entre Tlaxcala e Hidalgo, existen dos excelentes espacios cuya altura supera los 2000 metros sobre el nivel mar, propicios para la cría y desarrollo de mamíferos como el venado cola blanca, venado fallow y jabalí; además de la fauna silvestre como las serpientes de cascabel, zorrillo, armadillo, entre otras; lugares en los cuales se puede practicar el Safari  fotográfico rodeados de un ambiente natural con abundantes paisajes boscosos.

 

Hoyanca de Sanctorum

Al noreste del estado de Tlaxcala, a 18 kilómetros de Calpulalpan, existe un sitio conocido como la Hoyanca en el municipio de Sanctorum, algunos afirman que es un cráter de un meteorito donde se concentra la energía,  donde abundan caprichosas formas rocosas llenas de flora y fauna típica de zonas semidesérticas, así como pronunciadas pendientes, propicias para practicar la caminata, además de ascensos y descensos con cuerdas y arneses.


Jardín Botánico Tizatlán

Localizado en la ciudad de Tlaxcala, considerado un espacio revitalizante donde la naturaleza muestra la flora de la región, en una superficie de 10 hectáreas divididas en 7 secciones: arboleda, plantas acuáticas, plantas xerófitas, plantas útiles, invernadero, jardín ornamental y viveros; siendo un lugar preferido  para relajantes las caminatas.

Sobre la carretera federal 119 rumbo a Tlaxco, se localiza  La Laguna de Atlanga, en el municipio de Atlangatepec a 30 Km. de la Ciudad de Tlaxcala, es también un bello escenario, donde se practican regatas de veleo, ski acuático y pesca deportiva. También hay lanchas para pasear por la laguna y cuenta con un curioso “Fuerte Apache”, en el cual puede degustar una fresca y deliciosa carpa

Recorridos en Globo

Partiendo del municipio de Panotla, a 10 minutos de la ciudad capital sobre el camino federal rumbo a México; la belleza del Estado se puede apreciar desde las alturas a través de globos aerostáticos, lugares como haciendas, lagunas, lagos y pueblos coloniales, se disfrutan en este medio de transporte de manera segura y confiable.